Indicaciones para el bálsamo para pañales de lavanda y caléndula

Lave las nalgas del bebé con agua tibia y jabón con cada cambio de pañal, asegurándose de que la piel esté completamente seca antes de aplicar una nueva capa de bálsamo para pañales.

Aplique bálsamo generosamente para cubrir completamente todas las áreas dañadas para proteger completamente la piel del bebé de daños mayores.